noticias

La era en la que vivimos está invadida por la tecnología, incluso pareciera que en algún momento seremos sustituidos por máquinas o robots que serán capaces de pensar y moverse como nosotros. Entonces, debemos preguntarnos si realmente estamos preparados para asimilar y poder ser competitivos en el mundo hacia el cual nos dirigimos.

Para esta pregunta solo hay una respuesta: la educación. ¿Realmente estamos preparando a nuestros alumnos para ese futuro?

Los escolares son grandes consumidores de tecnología y parece que ya con eso, tienen la etiqueta de que serán grandes ingenieros, matemáticos, informáticos o grandes creativos. Sin embargo, la tecnología no es lo mismo saber usarla que aplicarla.

Jorge Calvo Martín, Profesor y Responsable de Tecnología e Innovación del Colegio Europeo de Madrid, señala que la base de la educación siempre será la metodología usada por el profesor y, en base a este concepto, debe girar todo lo demás.

«La tecnología parece que viene a sustituir y no es verdad. La tecnología llega a las aulas para aportar, para acompañar, para mejorar las asignaturas. Muchas veces los recursos digitales más sencillos nos dan excelentes resultados porque nos proyectan perfectamente nuestra idea en el aula».

Title

La idea de usar la tecnología como «puente transversal» entre las diferentes asignaturas es una opción que debemos usar. Además, los recursos tecnológicos nos permiten trabajar con objetivos reales, que mejoran entornos, situaciones o incluso nos enseñan valores como solidaridad, respeto, compañerismo o emprendimiento.

Finalmente, Calvo afirma que la tecnología juega un papel fundamental en el aula, pero la focalización se da en una figura: el profesor quien tiene un papel esencial de guiador o mediador en toda esa información que le llega al alumno.

«Sin duda, la unión de todo esto hace que gracias a la Tecnología y no a La Gran Tecnología vayamos cambiando poco a poco la educación en un camino en el que educar e innovar vayan de la mano.

FUENTE: Artículo de Jorge Calvo Martín.

¿La tecnología y la educación deben ir de la mano?
¿La tecnología y la educación deben ir de la mano?