Colecciones Artísticas

Descubre nuestras Colecciones Artísticas y Tecnológicas, cientos de obras de diversos periodos y formatos: pintura, escultura, fotografía... Y una nueva y revolucionaria manera de acceder a ellas, mediante el Kaleidoscopio.

Buscador


Inicios de la colección


En sus inicios, la Colección de Arte de Telefónica surge como respuesta al deseo de la Compañía.

Fotografía contemporánea


La Colección de Fotografía Contemporánea de Telefónica comienza a gestarse en el año 2002.

Cubismo


Constituida en torno a la contextualización de la obra de Juan Gris.

Obra en papel: TELOS


La Colección Telos nace en el año 85.

Pintura: Figuración Renovadora


Con el compromiso constante de contribuir al conocimiento y desarrollo de nuestra cultura.

LHOTE, André > Le pot rouge


Fecha:
1917

Técnica y soporte:
Óleo sobre lienzo

Medidas:
65 x 81 cm

Lugar y fechas del autor :
Burdeos, Francia, 05/07/1885 -- París, Francia, 24/01/1962


Descripción

Le pot rouge está pintado en un estilo acentuadamente plano: la composición es el resultado de la interacción de los planos de la mesa, de los objetos y del espacio circundante, que a su vez se traban con elementos como el mantel que se extiende sobre la mesa, tratado, en la esquina inferior derecha, de una forma plástica gracias al recurso al modelado en claroscuro con una pincelada evidente. La disposición de la mesa en perspectiva, así como el tratamiento de este mantel, conceden al lienzo cierta sensación de espacio tridimensional, aunque Lhote ha jugado a reintegrar el mantel naturalista a la superficie plana por medio de su continuidad con el plano del tablero de la mesa. Se podría decir que en este tipo de juegos formales, que albergan una dimensión casi lúdica en el cubismo de esta etapa ya avanzada, hay resonancias del célebre "clavo de Braque" presente en su Guitarra y partitura o en la Jarra y guitarra de 1909, que tanta tinta ha hecho correr entre la crítica sobre el cubismo acerca del diálogo entre abstracción y realismo. Probablemente también Lhote alberga la voluntad de ironizar sobre las relaciones entre la dimensión icónica y la dimensión sígnica de la pintura y, por lo tanto, entre la ambición propia del cubismo de lograr su equilibrio. La riqueza de colorido de este óleo, y su aplicación mediante tintas planas, es característica del cubismo sintético de este momento y, con más precisión, del Lhote de esta época. En su conjunto, la obra de Lhote en los años finales de la primera guerra mundial y en la inmediata postguerra puede verse, en definitiva -y así lo ha visto continuamente la crítica- desde dos perspectivas: o como un intento de conciliación de opuestos, o bien, desde una óptica menos complaciente, como el testimonio de una ambigüedad indecisa entre representación y construcción que finalmente se desequilibra debido a su repudio de esta última.